• Casa

Ingress Safe

Nuestra tecnología patentada Ingress SafeTM identifica y reduce de forma significativa el ruido en redes de RF, mejorando así el rendimiento de servicios de subida vinculados como, por ejemplo, DOCSIS 3.

Una de las barreras más importantes que existen a la hora de implementar servicios DOCSIS 3.0 de alta velocidad que requieren una transmisión de señales de integridad elevada es el ruido en la red. En un momento en el que los operadores de sistemas múltiples (MSO) se plantean la migración a la modulación digital 64-QAM y, finalmente, a la 256-QAM, la eliminación del ruido constituye un reto importante.

A pesar de que el ruido se produce por diferentes causas, el 80 % se origina debido a un apantallamiento deficiente del equipo en el hogar. Ya que no es posible controlar todos los entornos domésticos, nuestra tecnología Ingress Safe exclusiva permite a los operadores identificar las causas y superar el ingress producido en la red por causas domésticas.

Control pasivo de un problema crítico

Al conectar clientes a su red, la correlación entre la frecuencia y la fase de las señales de ingress de instalaciones adyacentes supone un aumento del ingress al combinarse en la red.

Incorporando en nuestras unidades pasivas un dispositivo de desplazamiento de fase de 180 grados, el ingress de un abonado se combina, fuera de fase, con el de un segundo abonado. Como resultado, ambos se cancelan mutuamente.

Ventajas de nuestra tecnología Ingress Safe:

  • Incorporado de forma opcional en todos los dispositivos pasivos y taps de Technetix.
  • Sin efectos negativos en el funcionamiento de la red o el servicio.
  • Flexibilidad: evita las limitaciones propias de soluciones invasivas como, por ejemplo, filtros o control de ingress dinámico.
  • Reduce de forma significativa el ruido en redes de TV por cable de banda ancha, con la consiguiente mejora en el rendimiento de estas.
  • Las pruebas de campo realizadas demuestran que las unidades Ingress Safe en la red de distribución mejoran la relación señal/ruido, cuyo promedio varía entre 6 dB y 12 dB, en función de la topología de la red y de los niveles de ruido de ingress.
  • Evita o retrasa de forma significativa la necesidad de recurrir a técnicos para rectificar los fallos ocasionados por el efecto acumulativo del ruido de ingress en el rendimiento de la red y en el servicio al cliente.